El monolito está habitado por una entidad minúscula, un universo consciente, un
dios o una de sus formas. En su intento de resonancia con lo humano solo logra
avivar el fuego. Todo arde para preparar la nueva siembra. Película en obra negra,
materiales de baja resolución, intensidades, flujos, cuerpos afectados y cuerpos
afectando otros cuerpos. La revuelta es un estado de presente, expansivo. Un
largometraje corto, un cortometraje largo.
Archivos de Oaxaca 2006, premoniciones, sueños de maquinas inducidas, señales emanadas desde el espacio profundo. El fuego en presente, como una anticipación del momento. Libre apropiación de una premisa de Félix Guattari, declaración de amor incendiaria y extraterrestre.